4 Tips para aprender a tomarse el pulso

Lo más normal cuando visitamos algún centro médico, bien sea por exámenes de rutina o por presentar alguna dolencia u afección, lo primero que nos hacen las enfermeras y doctores es tomarnos el pulso. Esto es debido a que el pulso muestra el estado de tu corazón. Pocos saben cómo tomarse el pulso.

Para los que no saben, el pulso manifiesta qué tan bien están las arterias de tu cuerpo y como funciona diastólicamente y sistólicamente tu corazón, es decir cómo se encuentran los movimientos de descanso y bombeo de tu corazón. Saber cómo tomarse el pulso puede salvarte la vida.

Actualmente, con tantos avances tecnológicos, se presentan una serie de dispositivos que te ayudan a tomarte el pulso. Estos son conocidos como pulsómetros. Claro, aprender la mejor forma de hacerlo es importante, sin embargo, si a la hora de una emergencia se cuenta con un dispositivo que ayude, es mejor.

Nunca estará de más poseer algún aparato que facilite nuestra vida en razones de salud. Los especialistas recomiendan adquirir un reloj pulsómetro, o un pulsómetro sin banda, para ayudar s tomar el pulso en alguna situación irregular.

Ahora bien, a continuación te mostramos cuatro pasos para aprender a tomarte el pulso:

    • Tome los dedos índice y medio y colóquelos en la parte interna de la muñeca, justo por debajo del dedo pulgar.
    • Tenga a la mano un reloj y cuente la cantidad de pulsaciones por cada minuto. Anote en una hoja los resultados.
    • Repítalo cada cinco minutos y esté atento a los resultados en cada oportunidad. Compárelos y, de seguir un patrón normal en estado de reposo, que se encuentran entre 60 y 100 latidos por minuto, puede estar tranquilo.
  • Si sus latidos superan o están por debajo de los medios unos 30 puntos, es para tener cuidado y llamar a un especialista. Se podría estar en presencia de una arritmia cardiaca o algún otro mal. Recuerden que nunca está de más tener un buen pulsómetro digital.

Ventajas de saber tomarse el pulso

  • Facilita el diagnóstico: El saber tomarte el pulso te orienta hacia el camino del posible diagnóstico, en caso de padecer alguna enfermedad cardiaca. No en vano es el primer estudio que realizan los médicos y enfermeras al llegar a un hospital es ese.
  • Ahorras tiempo: si te encuentras en una emergencia y necesitas atención inmediata, el ya saber los datos de tus pulsaciones te podrá facilitar reservarte preciados segundos, los mismos que diferencian la vida de la muerte.
  • Puedes ayudar a salvar la vida de otro: en caso de ser otro el que está padeciendo una anomalía cardiaca, si aprendiste a tomar el pulso y estás cerca, pues serás la ayuda idónea para ahorrarle tiempo a tu amigo y a los médicos.

Aprender algo tan importante como tomar el pulso es necesario

Ya lo sabes, toma nota de lo que aquí has aprendido. Eso sí, no olvides adquirir los mejores pulsómetros, bien sea un reloj pulsómetro o un pulsómetro sin banda, en caso de emergencias extremas son la ayuda idónea.