Procedimiento para cambiar un neumatico pinchado

 

Si tienes un coche, es indispensable que tengas siempre en cuenta que existen muchas maneras de cuidar los neumáticos. Si requieres los servicios de talleres neumaticos madrid, la mejor opción que tendrás es el taller de Neumáticos x Poco, porque es la mejor opción en Madrid, cuando buscas neumáticos de alta calidad a un precio reducido.

Sin embargo, debes tener en cuenta que, a pesar de que cuides muy bien tus neumáticos, en cualquier momento estos se pueden pinchar. Es en estos casos que necesitarás saber cómo cambiarlos, y para ello te invito a que sigas leyendo detenidamente.

Pasos básicos para cambiar un neumático

En todos los casos, es indispensable que tengas en cuenta que debes tener en cuenta ciertos puntos clave a la hora de cambiar un neumático. Dentro de los principales están:

Asegura tu coche

Antes de comenzar a trabajar, tu coche debe estar estacionado en un lugar que sea completamente plano. Para tu seguridad, el freno de mano debe estar colocado, y debes tener elementos de seguridad como el triángulo o las luces de emergencia encendidas.

También es bueno el uso de un chaleco reflectivo que permita que los otros conductores puedan verte a la distancia. Así evitarás accidentes, y podrás trabajar de manera cómoda, así que, será este el momento en el cual debes ir por las herramientas.

Quita la rueda

Es indispensable aflojar las tuercas cuando el coche aún está en el suelo, pero asegúrate de aflojarlas solo un poco. Luego procede a subir el coche en el gato para que puedas quitar la rueda que necesitas cambiar.

Cuando quites las tuercas y retires el neumático que tienes que cambiar, será el momento de colocarlo debajo de tu coche junto al gato, para evitar accidentes en caso de que este falle. Una vez que todo está listo, será el momento de ir por el neumático de repuesto.

Coloca el neumático nuevo en su lugar

A continuación, debes colocar el neumático de repuesto en su sitio, y debes colocar nuevamente las tuercas en su sitio. Las tuercas se deben apretar lo más fuerte posible, aunque en este punto no quedarán lo suficientemente firmes para continuar con tu camino.

Cuando el neumático esté colocado, baja el coche del gato y asegúrate de apretar las tuercas firmemente de nuevo. Así evitarás tener un accidente a futuro porque las tuercas queden flojas, y al final solo tendrás que guardar las herramientas utilizadas y continuar con tu camino.