Esponjas de konjac

Estas esponjas de Konjac suelen ser fabricadas en corea del sur, en una isla llamada Jeju. Es declarada por la UNESCO como un patrimonio de la humanidad a nivel mundial.

en esa isla suele ser muy respetada por su naturaleza, cuidan mucho sus lugares y las aguas son las mas cristalinas que pueden existir a nivel mundial. Esto conlleva a determinar que tienen poca contaminación ambiental.

Para realizar estas esponjas se necesita una planta llamada Amorphophallus konjac, cuando crecen se extraen y se pulverizan hasta convertirla en una especie de harina.

Luego se mezcla con agua esterilizada para formar una pasta y comienza a madurarse. Esta pasa por un procedo de evaporación en moldes y luego dejarla en temperatura ambiente.

En ese momento debe entrar en una cámara de congelado, este proceso suele repetirse hasta tres veces al momento de hacerlas. Y se envasa por termosellados para evitar que se contaminen.

Este producto suele ser libre de colorantes y conservantes, lo que significa es que son 100% naturales. Cuando trituran la planta, al mismo tiempo la raíz. En ella se conserva los minerales y las vitaminas.

Es por eso que las coreanas suelen tener uno de los rostros mas perfectos a nivel mundial, gracias a sus rituales. Las esponjas de Konjac suelen pertenecer a esos rituales de belleza.

Las esponjas de Konjac suelen ser utilizadas con profundidad En el rostro. Puedes marcar una rutina con ella, ya sea en la mañana y antes de dormir. Todos los días, para exfoliar de forma suave pero efectiva.

La ventaja de estas esponjas de Konjac, es que suelen ser para todo tipo de piel. Sirven para ayudar a cerrar los poros y es muy buena para los adolescentes que sufren de acné.

Su fibra alcalina ayuda a regula el PH de las personas que suelen usarla. Al comprarla, sentirán que es muy dura, pero para poder usarla en tu cuerpo deberás remojarla.

Al colocarla en agua deberás esperar que absorba la misma, esto se estima en 10 minutos. Luego podrás limpiar tu cuerpo, es muy suave y puedes conservarla por un buen tiempo si la cuidas.

Si eres de esas mujeres que usan mucho maquillaje, lo recomendable es quitarte el mismo y luego limpiarte con la esponja. Ya que los productos que usas en el rostro pueden dañar la esponja.

La esponja tiene una duración de vida por 3 meses, la ventaja de todo esto es que al reemplazarla podrás llevar tu esponja vieja a un jardín y usarla como abono, de manera que podamos usar el residuo orgánico.