El cabello, uno de los temas de mayor preocupación en el cuidado personal

La belleza y el buen cuidado personal se considera como la mayor preocupación en todo tipo de persona, haciendo todo aquello que se encuentre en nuestro alcance para lucir lo mejor posible. En los hombres, el cabello es un área de atención, muchos optan por buscar métodos para la preservación del mismo.

Un método efectivo para combatir la calvicie

Los hombres prestan un especial cuidado en lo que se respecta a su salud y apariencia, ya que una buena imagen suele atraer impresiones positivas en el entorno. Esto se demuestra al hablar del cuidado capilar, llegando a invertir cantidades sustanciales de dinero para evitar la pérdida del cabello.

Uno de los mayores peligros relacionados al cuidado capilar se debe principalmente a la alopecia, enfermedad que causa una perdida excesiva del cabello en los hombres. Siendo tan extensas las enfermedades que pueden ocasionar la alopecia, se buscan opciones con el propósito de combatirla.

Actualmente, gracias a los avances asociados en el área de la medicina, se encuentran disponibles una variedad de productos que combaten la alopecia, desde aquellos que estimulan el incremento del cabello, u otros que evitan su caída. Sin embargo, un método efectivo sin dudas es el injerto de cabello.

Un injerto de cabello se realiza, al extraer conductos capilares con resistencia a la caída, y posteriormente implantarlos en la zona afectada. Por medio de este proceso y luego de un periodo de tres a cuatro meses de recuperación, el cabello implantado crecerá como el otro, y se podrá cortar y peinar con comodidad.

Este tipo de procedimiento tiene la característica de ser mínimamente invasivo, la persona que es sometida a la cirugía puede ser dado de alta una vez finalizada la operación, sin ocasionar un riesgo en la salud del paciente más allá de unas molestias relacionadas al área en donde se realizó el injerto.

Debemos de tener en cuenta que un injerto conlleva un proceso quirúrgico mínimo, por lo tanto, se debe de buscar un centro especializado que cumpla con todas las condiciones higiénicas reglamentarias. Una vez realizada la operación, se debe de llevar una serie de cuidados posteriores hasta su recuperación.

Estos cuidados suelen ser relacionados a evitar realizar contacto alguno con la zona afectada y seguir la recomendación del especialista. El coste de esta operación no es elevado, dependiendo únicamente de la zona y el tamaño en donde se realizará el injerto.