AFEITADO CLÁSICO, PASO A PASO

El afeitado es el ritual masculino por antonomasia, el afeitado clásico es la máxima expresión del hombre.

En este artículo te explicaremos paso a paso, cómo realizar de manera correcta el afeitado clásico.

  1. Prepara tu piel, y prepara tu mente: Antes de empezar a afeitarte, te recomendamos tomar una buena ducha de agua caliente. No creas que es un capricho, sino que el agua cuenta con purificador, de renovador.

Esto te ayudará a liberarte de cualquier preocupación que tengas, o incluso de cualquier distracción rutinaria que te impida concentrarte en ti mismo, además esto abrirá tus poros, preparando de esta forma tu cara para que sea afeitada.

Si no tomas una ducha, puedes sustituirla por humedecer una toalla en agua caliente para así obtener el mismo efecto. Aplícala directamente sobre la cara, lógicamente recuerda tener cuidado para que en vez de relajarla no te la vayas a irritar o a quemar, por lo tanto, debes tener mucho cuidado con este paso.

Esto debes realizarlo en la cara sin lavar, y dejar la toalla en tu cara por unos cuantos minutos.

  1. Aplica un aceite pre-afeitado: Un buen aceite pre-afeitado hidratará el área a rasurar ablandando de esta forma el pelo de la barba y evitando a toda costa la irritación de la piel que es producida por la fricción de la cuchilla.
  2. Extiende la crema de afeitar con la brocha: Intenta elegir una buena crema para afeitar, luego de que hayas realizado el segundo paso de manera exitosa, llega el momento de retirar la toalla y proceder a colocar la espuma o crema de afeitar sobre el rostro y esparciéndola o estirándola por toda la cara con nuestra esponja especial.
  3. ¿Navaja barbera o maquinilla clásica?:Aquellos que se están iniciando en el ritual del afeitado clásico suelen tener esta gran duda entre estas dos buenas opciones. Si bien es cierto que la navaja tiene un componente romántico innegable, también lo es que usarla requiere de muchas más pericias.

No tienes por qué preocuparte pues ambas alternativas son excelentísimas, pero si quieres un consejo, y no quieres ningún tipo de complicaciones nosotros te recomendamos las maquinillas clásicas.

  1. Aféitate y disfruta: Llegó el momento de comenzar a afeitarte. Antes de pasar la cuchilla de la navaja por la cara (Con 3 pasadas es más que suficiente), debes tirar de la zona de la piel que vayas a afeitar, para así mantenerla firme y facilitar que el filo se deslice por ella sin incidentes. Debes aplicar la presión justa y así deberás comenzar el proceso de afeitado.